Dentro del calendario de plantación que encontramos en las semillas que compramos, siempre te encontrarás las fechas propicias para la siembra de un año entero, así que lo que te indicarán son los meses del año para que puedas realizar la siembra de esas semillas con más seguridad.

Necesitas un calendario de plantación.

Aparte de la época propicia, te encontrarás con qué tipo de siembra es la ideal, el trasplante y la cosecha de las principales plantas que son habituales en los huertos urbanos.

Dentro de este tipo de variedades te encontrarás las acelgas, berenjenas, ajos, calabacín, lechuga, tomate, escarola, zanahoria y otras tantas. Asimismo hay una parte reservada para los requerimientos de riego de los distintos cultivos.

Otros de los cultivos que son muy interesantes y de los que debemos conocer el calendario de plantación son:

La albahaca, el haba, el apio, la calabaza, los canónigos, la cebolla, el coliflor, el col, la espinaca, el pimentón, los guisantes, la judía, el maíz, el melón, el nabo, la patata, el pepino, el perejil, el puerro, el rábano, la sandía, las remolachas, las zanahorias.

Desglosamos el Calendario de plantación para un año entero.

Mes de enero: este es quizás el mes más importante del huerto, ya que es el punto de partida de la siembra y de ello dependerá la pronta cosecha en la primavera o en el verano, para ello la preparación de los semilleros es indispensable.

Mes de febrero: paulatinamente los días se van haciendo más largos, en este mes los temporales fríos son habituales, por lo que debemos estar atentos.

Mes de marzo: este es el mes de los precavidos, ya que puede ser que haya alguna helada, por lo tanto debemos tener un ojo puesto en la siembra y el otro en el cielo.

Mes de abril: en este mes comienzan las lluvias y la siembra aprovecha la alegría de la lluvia que saturan la sed de un gran conjunto de cultivos que se pueden sembrar y cosechar en este mes.

Mes de mayo: en este mes las temperaturas se vuelven más cálidas y atractivas, aquí los cultivos se llenan de actividad, pero las siembras y trasplantes no deben descuidar las labores de mantenimiento de los cultivos que ya están en marcha.

Mes de junio: el verano y el huerto se encuentran repletos de actividad, pero la alta humedad del ambiente, así como las altas temperaturas y las escasas lluvias hacen que el control del riego debe centrar nuestra atención.

Mes de julio: aquí el momento de la luz y de las buenas temperaturas aceleran el desarrollo de las plantas, así como la producción de los frutos de nuestro huerto, pronto a cosechar.

Mes de agosto: mes de bastante trabajo, tiempo de cosechar los frutos después del trabajo ejecutado.

Mes de septiembre: representa las nuevas programaciones que marcarán nuestra rutina de siembra.

Mes de octubre: las temperaturas más agradables, disfrutamos más del trabajo de la siembra sin tener que ir escondiéndonos del sol, especialmente del comienzo del otoño con los primeros fríos y las lluvias.

Mes de noviembre: aquí la siembra continúa en una especie de somnolencia y los trabajos a ejecutar son básicamente de mantenimiento.

Mes de diciembre: es el momento de hacer mejoras en el huerto.